Ser parte del entretenimiento, no interrumpirlo.